admin

30 Jun 2018

ACEPTAR O RECHAZAR UNA HERENCIA

aceptación, ACEPTAR O RECHAZAR UNA HERENCIA, ana santander ortiz, declaración sucesoral, demandaa, division, fallecimiento, herederos, herencia, particion, renuncia, TESTAMENTO, aceptar, rechzar, abogadosvenezuela, tusolucionlegal.com.ve, anasantander, declaración sucesoral, declaración herederos unicos y universales, rif, herederos

 

Aceptar o Rechazar una Herencia. Comencemos este artículo con un ejemplo práctico.

“H” es la única hija y heredera legítima de “P”, quien en vida fuera el dueño de la empresa “C”. Que a su vez contrató los servicios de un trabajador “T”. “T” reclama el pago de sus Prestaciones Sociales a “C” y demanda formalmente a “H”, como su heredera. Para que pague tales beneficios laborales.

Pero “H” se defiende y opone la Cuestión Previa 346 CPC ordinal 4. Alegando que ella no puede ser demandada porque no aceptó sino que rechazó, en documento público a la herencia de su padre.

¿Esta Defensa de será declarada procedente?. Antes de dar una respuesta en sentido afirmativo o no, veamos el contexto general.

TIEMPO DENTRO DEL CUAL PODEMOS ACEPTAR O RECHAZAR UNA HERENCIA:

Nuestro ordenamiento jurídico permite al heredero la posibilidad de escoger entre 2 posibles escenarios ante la apertura de la herencia. A saber: Aceptar o Rechazar (renunciar/repudiar) una herencia. Escoger entre recibir o no el patrimonio que le traslada el de cujus o causante (“P”).

Pero existe un lapso legal dentro del cual el heredero (“H”), debe aceptar o rechazar su herencia. Pues no se puede mantener, de forma indefinida y suspensiva, el destino del patrimonio del causante.

El lapso está previsto en la norma sustantiva en estos términos: “el lapso para la aceptación de la herencia, no prescribe sino con el transcurso de 10 años”.  (Saber más)

Tomando en cuenta para el inicio de éste período el momento a partir del cual se abre la sucesión, con la ocurrencia del fallecimiento del causante.  Aunque la norma se refiere a la Aceptación, también aplica a la renuncia y/o repudiación de la herencia, si no se está en posesión de los bienes de la herencia.

Y si está en la posesión del bien, por ejemplo cuando el heredero vive en el inmueble que dejó su causante. Tenemos entonces que ese es el margen de tiempo que posee todo heredero para asumir, en forma pura y simple o en beneficio de inventario, la herencia.

EXCEPCIONES:

No se aplica el lapso de 10 años cuando:

a.- El de cujus fija en su testamento un plazo menor al previsto en la Ley para la aceptación de la herencia para aquellos herederos no forzosos.

b.- Un Juez puede determinar un lapso no mayor a 6 meses a petición de un acreedor del causante o quien tenga derecho de sucesión para que el heredero declare si acepta o no la herencia.

Este lapso puede ser prorrogado, si el heredero no se encuentra en posesión real de los bienes.

c.- El tiempo de realización del inventario judicial es de 3 meses con la posibilidad de una prórroga otorgada por el Juez.

Finalizado ése período debe determinar el heredero si acepta bajo inventario o repudia la herencia. Si no se pronuncia la acepta en forma pura y simple.

FORMA DE RECHAZAR LA HERENCIA:

La Repudiación de la herencia debe ser expresa y constar en documento público. El que repudia la herencia se considera como si nunca hubiese sido llamado a ella.

FORMA DE ACEPTAR LA HERENCIA:

Se puede aceptar en forma pura y simple o bajo beneficio de inventario.

La pura y simple implica que el heredero acepta la herencia, sin sujetarse a las formalidades legales para el beneficio de inventario. Con su aceptación responde, incluso con su patrimonio, por las deudas de la herencia ya que ocurre la confusión de patrimonios.

La aceptación puede ser expresa, cuando se hace a través de un documento público o privado.

Puede ser tácita, cuando el heredero realiza un acto que supone, frente a terceros, la voluntad de aceptar la herencia.

La aceptación bajo beneficio de inventario es obligatoria para menores y entredichos, además de entes públicos o personas jurídicas.

ACTOS QUE SUPONEN LA ACEPTACION TACITA DE LA HERENCIA:

Tales actos deben implicar una gestión en calidad, con el carácter de heredero. Actos que valorará el Juez de la causa. Determinando si ellos tienen la intención de asumir la herencia como propia o tan sólo se trata de actos de conservación y cuido de intereses ajenos.

A simple título ilustrativo tenemos:
1) La donación, cesión o enajenación,

hecha por el heredero a un extraño, a sus demás coherederos o alguno de ellos, de sus derechos hereditarios, envuelve su aceptación de la herencia (artículo 1.004 del C.C.), es un acto de disposición que presupone la aceptación de la herencia.

2) Transacción

hecha por el sucesor en orden a sus derechos sobre la herencia está comprendida entre los actos de cesión de que habla el artículo 1.004 del C.C., y presupone aceptación de la herencia, cuando se dan las circunstancias contempladas en el artículo 1.002 del C.C.

3) Renuncia

hecha por uno de los coherederos a favor de uno o de algunos de los demás aunque sea gratuitamente, y la hecha a favor de todos sus coherederos indistintamente, cuando haya estipulado precio por su renuncia, implica la aceptación de la herencia (artículo 1.005 del C.C.).

4) El conferir poder

uno de los herederos a un abogado para que le represente y sostenga sus derechos en todo lo relacionado con la herencia del causante, implica aceptación tácita de la herencia, en ese sentido, el ejercicio de la acción de petición de herencia, de la acción de reducción o la prosecución del juicio intentado por el actor por parte de un llamado a la herencia involucra la aceptación tácita de la misma.

5) La Declaración Sucesoral ante el Seniat.

ACTOS QUE NO IMPLICAN ACEPTACIÓN DE LA HERENCIA:
1)La Renuncia hecha gratuitamente por un coheredero a favor de todos los coherederos legítimos o testamentarios. A quienes se deferiría la parte del renunciante, en caso de faltar éste (artículo 1.006 del C.C.).
2)Los actos meramente conservatorios, de guarda y de administración temporal no envuelve aceptación, si la persona no ha tomado en ellos el título o cualidad de heredero (artículo 1.003 del C.C.).

El legislador no se refiere al documento escrito en que se asume el título o cualidad de heredero. Porque entonces se trataría de una aceptación expresa y no tácita, por consiguiente, se refirió a la intención.

El delimitar en forma precisa, donde comienza y donde termina la frontera de la aceptación tácita dependerá del todo del Juez de la causa. Y de cuánto le hayamos convencido con el caudal probatorio en función o no a la ocurrencia de la aceptación tácita.

Por ejemplo: el recoger los frutos maduros es un acto de conservación o administración, si no se perecerían, pero si el sucesor convirtió en provecho propio los frutos y dispuso de ellos como cosa propia, hubo intención de aceptar.

CONCLUSION:

Volviendo a nuestro ejemplo inicial, “T”, debe probar la aceptación tácita por parte de “H”.

Al mismo tiempo “T” (como acreedor), tenía la facultad de solicitar a un Juez que determinara un lapso no mayor a 6 meses para que los presuntos herederos declararen si aceptaban o no la herencia (Art. 1019 CC.).

Entonces, si “T” no logró probar lo anterior. “H” no puede ser considerada demandada en el juicio y procede la cuestión previa declarándose sin lugar la demanda.

Máxime cuando “H” renunció a la herencia por documento público.

Lo antes expuesto no es más que una de las connotaciones que puede tener el aceptar o rechazar una herencia. Por lo que no podemos dejar de mencionar que no puede partirse una herencia que no ha sido aceptada dentro del lapso de ley.

Dra. Ana Santander


Deja una respuesta


Secured By miniOrange